Primum non nocere 2019

Primum non nocere 2019

Desde octubre de 2003. Decano de los blogs sanitarios en español. Blog de medicina, atención primaria y mucho más….. o mucho menos.

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

No se ha podido hacer nada

9 noviembre 2012 6 Comentarios

En un debate radiofónico sobre sanidad previo las elecciones de noviembre de 2011, un médico general que se encontraba entre los invitados, pregunto a los representantes de los partidos contendientes si habían previsto algún plan para atajar la ola de suicidios que se avecinaba con la crisis.

Como era de esperar los políticos contestaron como tales, es decir no dijeron nada sustancial. En este caso la “respuesta política” era más elocuente que las propias palabras, les habían pillado, no tenían ni idea, ni siquiera se lo habían planteado……

 

No se ha podido hacer nada.

Por Ángel Ruiz Téllez. Médico

Una mujer de 53 años se ha suicidado esta mañana en la localidad vizcaína de Barakaldo cuando iba a ser desahuciada. Según fuentes del Departamento vasco de Interior, la vecina de Barakaldo se ha encaramado a una silla y se ha arrojado al vacío desde el cuarto piso del inmueble. Los hechos se han producido sobre las 09:20 horas en una vivienda de la avenida Altos Hornos de la localidad fabril. Cuando el amplio dispositivo de urgencias se ha desplazado al domicilio solo pudieron constatar el fallecimiento de la mujer.” No se ha podido hacer nada”. El cuerpo ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense.

Amaya de 53 años hoy se ha arrojado por la ventana presa de desesperación ante la inclemencia de un banco, de una sociedad, de una justicia, de unos políticos, cuando la policía acataba la orden de desalojo. Deja marido y un hijo de 21 años.

Con hambre se malvive y se puede morir. Sin trabajo la vida pierde su dignidad, la autoestima, y se deteriora profundamente la salud.

Sin casa, simplemente no se puede vivir.

¡Qué valientes fuimos, como sociedad, con el caso del niño Jokin, de Hondarribia,  de 14 años que  se suicidó arrojándose de lo alto de la muralla!. Ocho menores fueron condenados a penas de 18 meses de libertad vigilada por un delito contra la identidad moral con resultado de suicidio. No fue considerado de delito criminal de “inducción al suicidio”, por la ausencia de Dolo directo en la inducción del mismo.

El Dolo es una figura jurídica penal y civil en relación con la intención lesiva, máxime en casos de mala fe, usura, abuso de poder, dictadura o ideología política.

“Nada se pudo hacer”, concluía la lacónica crónica periodística del suceso, tras detallar, eso sí, el extenso operativo de bomberos, ambulancias y servicios médicos que se acercaron al lugar para….un cadáver, vivo instantes antes.

Echar a una persona de casa, en la sangría económica en la que estamos, ¿no es una inducción al suicidio, con Dolo, máxime por la usura , que supone mantener el precio de la vivienda 3 veces por encima del valor de la misma ahora, o cuando el Banco está siendo ayudado por el dinero de la sociedad, y por el abuso de poder de la regulaciones bancarias contra los ciudadanos, o cuando el gobierno indigno a decidido lavar la ignominia financiera de los bancos con la sangre de los más débiles?.

Nunca ha habido excusa para acatar una orden injusta, por legal que fuera.

Los médicos siempre recibimos el peso de la justicia cuando nos hemos equivocado. ¿Por qué el Director de Banco y su Presidente deben quedar impunes de un acto con resultado de muerte, de suicidio? ¿Cómo se va demostrar que no es un suicidio inducido con dolo por usura y abuso de poder?

La fiscalía y las organizaciones médicas deberían ser parte de la acusación pública y particular  de este hecho.

El conocimiento y la intervención médica es evitar tanto la enfermedad personal como la social, antes que tener tratarla, lo que además es más caro. La alarmante y creciente exclusión social que el paro, los desahucios, y pobreza están generando en España, deben ser considerados como el primer problema sanitario a tratar para evitar la reducción de la esperanza de vida y el crecimiento de una morbi-mortalidad física, psíquica y social que seamos incapaces de tratar, por muy sofisticados hospitales que poseamos.

Ángel Ruiz Téllez. Médico

A %d blogueros les gusta esto: