Gliptinas ¿alternativas para la diabetes tipo 2?

Según un metanálisis publicado en el BMJ. Las Gliptinas son menos eficaces que la metformina en monoterapia, cuando se utiliza combinada con metformina presenta algunas ventajas y algunas desventajas en comparación con otras combinaciones.

Los inhibidores de la dipeptidil o DPP-4 (por ejemplo, Januvia, Onglyza, Trajenta), también conocidos como “gliptinas,” son hipoglicemiantes orales que aumentan los niveles de las incretinas, las cuales inhibe la liberación de glucagón y reducen los niveles de glucosa en sangre. Intentando ocupar un lugar en el cada vez más saturado panorama del tratamiento de la diabetes tipo 2. Los expertos señalan (por señalar que no quede), el gran protagonismo que están cobrando estos inhibidores de la DPP-4 a costa de las sulfonilureas.

En un meta-análisis que incluía a 14.000 adultos con diabetes tipo 2, los investigadores compararon gliptinas con metformina (8 ensayos en monoterapia) y, en combinación con metformina frente a otros hipoglucemiantes (11 ensayos terapia combinada).

En comparación con la monoterapia con metformina, el uso gliptinas confiere una menor reducción de la hemoglobina glucosilada-HbA 1c con una diferencia media, 0,2%, una mayor frecuencia de incapacidad para lograr niveles de HbA 1c  <7%, y una menor pérdida de peso (diferencia media, 1,5 kg ). Sin embargo, los pacientes que tomaban gliptinas tenían menos efectos adversos que conllevaran una suspensión del tratamiento que los que tomaban metformina. Todas las diferencias fueron estadísticamente significativas.

En uso combinado con metformina concomitante, las gliptinas eran menos eficaces en la reducción de la HbA 1c que las sulfonilureas, agonistas de péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) o pioglitazona. Las Gliptinas produjeron una mayor pérdida de peso que una sulfonilurea o pioglitazona (diferencias de medias: 1,9 kg y 3,0 kg, respectivamente), pero menos pérdida de peso que un agonista de GLP-1 (diferencia media, 1,6 kg). Todas las diferencias fueron estadísticamente significativas. La hipoglucemia ocurrió con menos frecuencia con una gliptina más metformina que con una sulfonilurea más metformina.

AMFj2011;0(1):1

Las Gliptinas no son mejore que la metformina en pacientes con diabetes tipo 2.
Una sulfonilurea más metformina consigue un control glucémico un poco mejor que un gliptina más metformina, pero la combinación de esta última causa menos hipoglucemia y una mayor pérdida de peso. Nótese, sin embargo, la extraordinaria diferencia en los costes – alrededor de 40 dólares EE.UU. por año para la metformina o sulfonilurea contra $ 3000 por año por gliptinas. En España el gasto anual, a dosis máximas, por incretinas sería de 727,35 € (AMFj 2011;0(1):1)
Estos hallazgos deberían ayudar a los médicos en la adaptación de la farmacoterapia oral hipoglucemiante para los adultos con diabetes tipo 2.
Parte del texto traducido  y adaptado de Journal Watch

  1. Pingback: Gliptinas ¿alternativas para la diabetes tipo 2? « Almogrote Para la Salud
  2. jjbila

    Veo que te sigues preguntando si tus pacientes están perdiendo una oportunidad terapeutica.
    El meta que nos presentas está bien, está centrado en el problema de las alternativas terapéuticas, pero el comentario final es básico en el enfoque.
    Si le añadimos a los costes un efecto secundario, ya testado por la FDA, como es la duplicación de las infecciones urinarias, de vías altas respiratorias y los que llegarán por sus efectos sobre la surfactante pulmonar y las de mayor recorrido por sus efectos linfocitarios…..
    Se me antoja un producto con un marketing estupendo y barato para un coste/beneficio tan brutal para el denominador.
    Después de oir tue pregunta, sigo planteandomela, pero sigo concluyendo que no les privo de nada útil y en su caso de necesitar me quedo con la GLP-1, aunque en mi medio sigo sin tener pacientes con el perfil necesario para tal uso.
    Por todo ello comprenderás “Hermano de Verbo Rápido” que siga sin utilizarlas.
    Un abrazo

    Me gusta

  3. Federico Relimpio (@frelimpio)

    Excelente entrada. El artículo no me pasó inadvertido y está bien traducido. Desgraciadamente, aún la industria tiene muchos más medios para hacer penetrar sus mensajes comparado con la dificultad que tienen estos análisis para llegar al clínico de a pie. Hago llegar mi presentación en el reciente debate de clausura de la Sociedad Andaluza de Endocrino al respecto, colgado en Internet http://www.slideshare.net/FedericoAstolfi1/saen-2011-10241355
    Y, de modo más amplio, planteamientos sobre cómo la Industria dirige el debate científico para amenazar nuestros sistemas de salud:

    Me gusta

  4. Pingback: Blogosfera sanitaria: 2ª quincena de Marzo « Servicio de Medicina Interna del Hospital de León
  5. Pingback: Los nuevos fármacos para la diabetes son poco eficaces, nocivos y caros | Arsenal Terapéutico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s