No nos resignamos

Hoy 1 de Septiembre de 2012 esta bitácora está de luto. La causa es el retroceso de nuestro Sistema Sanitario por la aplicación del Real Decreto Ley 16/2012 mediante la cual se excluye de la asistencia sanitaria no urgente a los más débiles, rompiendo la universalidad del mismo y sin plantear siquiera una alternativa clara, justa y equitativa.
Como profesionales sanitarios no nos resignamos e invitamos a todos los ciudadanos decentes y  gestores de bien a no cumplir esta medida injusta e irreflexiva.

  1. María José

    Como medica de familia, mi mas absoluto rechazo a la medida, plasmado entre otras formas objetando. Creo que lo mas interesante es que la gente conozca que el gasto por parte de los extranjeros, no se dispara por los sin papeles, “el turismo sanitario” tiene muchas fisuras.

    Me gusta

  2. el trasgu

    enhorabuena por tu comentario rafa!!! siempre acabas mostrando una nueva forma de mirar. Y lo comento porque en un día en que todos nos contemplamos el ombligo y las lamentaciones y protestas por el aumento de horario y esas cosas parecen ocupar el discurso único, es bueno que gente como tú alce la voz y nos recuerde que vale, que se puede/debe luchar por todo lo que uno considere justo pero el verdadero reto, el verdadero gesto que nos dignifica es como muy bien dices: No resignarse. Gracias por la lección (una de tantas)

    Me gusta

  3. Francisco José Sáez Martinez

    El problema no es la exclusión de los inmigrantes, el problema es que el Sistema Nacional de Salud español ha desaparecido, pasando a un sistema de Seguridad Social extraño, donde reconoce el derecho quien no lo paga (el todopoderoso INSS, el de las sedes premio de arquitectura y domotica, mientras ls centros de salud estaban tabicados con aglomerado) y que tal y como dicen las asociaciones de inmigrantes en su protesta, mañana puede decidir que los andaluces (o los catalanes, o los Medicos o los bomberos) no tengan acceso a determinadas partes de la sanidad, ya que esta ha dejado de ser un derecho per se.

    Me gusta

  4. Pingback: Un dia trist, un dia de dol « Una mica més a prop
  5. Feriesso

    No os parece injusto que señores que no pagan ni han pagado ni un euro de impuestos lo costeemos el resto de españoles y/o cotizantes? Os parece bien que si un español por ejemplo no cotiza no tenga ningún derecho a ninguna cobertura sanitaria y sólo por el hecho de ser inmigrante sin papeles, entonces el gratis total? Y lo de la objeción de conciencia y no cumplir este decreto ley, me parece perfecto pero tendréis que atender a los futuros pacientes sin papeles en vuestra consulta particular, si la tenéis, o vais hacerlo en la consulta de Centro de Salud y con recetas del sistema público? No os enteráis que España ha quebrado y que no tenemos ni un duro ni para atender a los que sostienen el sistema? Por No te parece injusto que señores que no pagan ni han pagado ni un euro de impuestos lo costeemos el resto de españoles y/o cotizantes? Te parece bien que si un español por ejemplo no cotiza no tiene ningún derecho a ninguna cobertura sanitaria y sólo por el hecho de ser inmigrante sin papeles, entonces el gratis total? Y lo de la objeción de conciencia y no cumplir este decreto ley, me parece perfecto pero tendrás que atender a los futuros pacientes sin papeles en tu consulta particular, si la tienes, o vas hacerlo en la consulta de Centro de Salud y con recetas del sistema público? No te has enterado que España ha quebrado y que no tenemos ni un duro ni para atender a los que sostienen el sistema? Por favor, menos demagogia. Como trabajador público tienes que cumplir la legislación vigente te guste o no. Nadie te obliga. Tienes otras opciones, sin incumplir la ley, como trabajar para una ONG o alguna asociación de forma altruista y no con los impuestos de tus compatriotas. Por favor, menos demagogia. Como trabajadores públicos tenemos que cumplir la legislación vigente guste o no. Existen otras opciones, sin incumplir la ley, como trabajar para una ONG o alguna asociación de forma altruista y no con los impuestos de los demás que pagan religiosamente sus impuestos para intentar sostener el Sistema Nacional de Salud.

    Me gusta

  6. Jalaba

    más que demagogia estamos tratando aspectos esenciales en cuanto a nuestra deontología médica, se trata de una serie de virtudes y principios básicos de nuestra profesión, en donde la justicia y la equidad son muy relevantes. Se puede racionalizar mucho sobre los excesos que se cometen, o echar balones fuera para no entrar en lo central del problema, lo que supone que a personas vulnerables de la sociedad o “extrañas a nuestro pequeño mundo capitalista (tanto tienes tanto vales) les dejamos sin derechos universales sin pestañear con un simple razonamiento que al no cotizar no tienen ciertos derechos.
    Parece mentira que tras cierta mirada retrospectiva de lo que ha supuesto el siglo XX, en donde la diferencia de opiniones o razas supuso un enfrentamiento mundial, no sirva para aprender nada. Aspectos como la convivencia, solidaridad, altruismo parace propio de ONG y no algo esencial de las personas.

    Me gusta

  7. Antonio

    “Como trabajador público tenemos que cumplir la legislación vigente te guste o no” como los trabajadores públicos de los ferrocarriles alemanes que se dirigían a Polonia en los años 40 con sus trenes atestados de viajeros con pasaje gratis total.

    Me gusta

  8. Feriesso

    Antonio, tu comentario no es muy afortunado, ya que no sé que tiene que ver este Real Decreto, de cual estamos opinando, con los trenes de la muerte del III Reich.

    Me gusta

  9. Antonio

    “Como trabajador público tienes que cumplir la legislación vigente te guste o no” … justificación mil veces esgrimida por funcionarios públicos en estados de infausto recuerdo. Se define como Obediencia Debida y en el Juicio de Nuremberg ya se concluyó que “lo importante no era la existencia de las órdenes superiores inmorales, sino si la no ejecución de las mismas era de hecho posible o no”.

    Me gusta

  10. Joaquim Camprubí

    Lo que me cuesta mucho tragar es la utilización de la subjetiva y casposa “objeción de conciencia” que es un truco que algunos médicos utilizan para todo lo contrario: negar la asistencia sanitaria a quien la necesita: mujeres que quieren interrumpir su embarazo. Los motivos para atender a personas sin papeles son sanitarios, ideológicos y sociales (la función del médico en la sociedad) como se ve en la discusión de este post pero no tiene nada que ver con una supuesta conciencia, más propia de confesionario o de consulta psiquiátrica, sobre la que no podríamos discutir ya que, en supuesto de que la conciencia exista, se trataría de una secreción individual e intransferible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s