Momento Docente

Hace poco más de cuatro años la revista JAMA Internal Medicine inicio una serie de artículos bajo la denominación de Teachable Moments. Estas breve revisiones (poco más de una hoja) se enmarcan bajo el paraguas de la cabecera “Too Much Medicine” y se materializan en forma de artículos escritos por, y dirigidos a médicos en formación. En ellos se expone un caso clínico que ilustra un “momento” de sobrediagnóstico, sobretratamiento o cribado excesivo, que ocasiona daño o está cerca de ocasionarlo. Se acompaña de un resumen de las evidencias documentales que muestran que esa actuación era innecesaria o perjudicial.

Desde entonces se han publicado regularmente y son de lectura divertida y obligada cuando uno llega la página web de la JAMA. El ultimo momento docente se centra en el tratamiento de las parejas sexuales de aquellos que padecen una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Expone un caso de reinfección de uretritis gonocócica en un varón previamente tratado y que no había avisado a su pareja después del tratamiento de la primera infección. A pesar de ser conocida la necesidad de notificar, diagnosticar y tratar a todo contacto de un paciente con ETS, esta “obligación” no se realiza en muchas ocasiones por los que casos como el que ilustra el articulo son más frecuentes de los deseable.

inspotPara paliar ese problema se sugieren estrategias novedosas como la notificación a los compañeros sexuales de que se padece una ETS, de forma anónima a través de una página web de internet (una página con el mismo objetivo encontramos en Australia) y la Expedited Partnet Therapy que consiste en tratar a los contactos sin examínalos, proporcionando el tratamiento (vía oral) a los contactos a través del caso índice.

Estas iniciativas aparte de ser positivas y puede que eficaces, son bienvenidas porque en cierto modo reconocen que no se puede dejar todo descansar en los hombros de los médicos. Parece que cargar con obligaciones, muchas veces sin recursos para cumplirlas, fuera una de nuestras misiones. Como se muestra todos los días, aparte de irreal, es ineficaz y contraproducente.