Es que no me aprenden

Goldratt autor de La Meta donde inicia la teoría de las restricciones y gurú del management cuenta en uno de los libros que siguieron a la Meta, lo siguiente:

En Israel se cuenta una historia que no puedo confirmar como cierta, aunque no me sorprendería que lo fuera. Hace años, los listados eran la única forma práctica de sacar la información de un ordenador. En aquella época, la descentralización de los sistemas informáticos era sólo un sueño, y se enviaban muchas copias de los listados desde el sitio central hasta muchos puntos del ejército. El departamento central de ordenadores del ejército israelí estaba considerando, como posible respuesta a sus oraciones, la entonces nueva tecnología de la gigantesca impresora láser. Un capitán de ese departamento, probablemente muy arrogante y algo irresponsable, sin esperar decidió atacar el problema de una forma un tanto original. Sin pedir aprobación alguna, ordenó que se dejara de imprimir y enviar todo listado que tuviera más de cien páginas. La leyenda cuenta que sólo se recibió una queja desde los puntos de recepción. El que protestaba era un individuo cuyo trabajo consistía en archivar ordenadamente los listados.

Eliyahu M. Goldratt. El síndrome del Pajar, cómo extraer información del océano de datos,

En la atención primaria española ha pasado algo parecido, nuestro capitán COVID ha permitidos que muchas obligaciones «absolutas e innegociables» se demorasen o se suprimieran durante un tiempo.

Así, nuestros ojos han visto cosas que vosotros no creeríais

Así, nuestros ojos han visto cosas que vosotros no creeríais. Altas y bajas sin estar presente el paciente, partes de confirmación que no se entregaban en papel, triaje por enfermeras, recetas electrónicas que se renuevan automáticamente o que no necesitaban ninguna orden, visados sin visar, negativas a certificar, recetas electromanuales de ISFAS y MUFACE, in-justificantes, resolución de problemas por teléfono, salas de espera apenas pobladas etc.

Y no ha pasado nada.

Nada, nada.

Nadie ha protestado, bueno se han descritos casos de deditos burocráticos-entristecidos por no poder realizar su labor, de médicos con síndrome de Estocolmo que echaban de menos abarrotadas consultas, de melancólicos de la charleta irreflexiva y mecánica, que no podían hacer por teléfono.

Con todo lo peor ha sido que con el anuncio de cada (buena) medida, siempre se añadía una frase similar: Está previsto que, cuando la situación epidemiológica lo permita, esta renovación dejara de tener efecto. A partir de este momento, se deberá retomar el proceso habitual.

Veis como son unos majaderos, no han aprendido nada

Un Comentario

  1. angelruiztellez

    Harto de no entender nada en los libros de calidad sanitaria, me tiré hace décadas a los estantes de «Empresa» de las librerías. Me sorprendió extraordinariamente lo que encontré. Lo entendía. Se entendía. En una mayoría de textos, que aportan soluciones, una lógicas, otras contra intuitivas, otras originales, pero no se dudaba el que se habrían de aplicar. Me decía, imposible en sanidad, en la Atención Primaria, en el hospital.
    ¿Por qué parece tan evidente la disposición a aplicarlas cuando nos situamos en el terreno de la empresa, y tan improbable en el sanitario? ¿No somos todos los profesionales y gestores, universitarios, suficientemente formados?
    ¡Ah, demonios! «Ganar dinero».
    Eso era. Independientemente de que las empresas se moverán o sobrevivirán de acuerdo a orientaciones más ambiciosas de la Visión y Misión, ninguna empresa olvida, que, por encima de todo, antes de nada, hay que «ganar dinero», puesto que sin ello, desaparece. ¡Qué curioso!, a nadie, a ningún empresario o trabajador se le pasaba por la cabeza dudar sobre ello. ¿Por qué, entonces habría de recordarse en tantos textos empresariales? Por ello, apenas o nunca se comentaba. Es LA CONDICIÓN de toda empresa, no el mérito.

    Sin embargo, en el mundo sanitario, mi sorpresa, cuando accedí a él, fue el constatar que «Ganar salud» no era NINGUNA CONDICIÓN para la práctica clínica y, por tanto, tampoco para la labor gestora o gerencial. Uno no se comporta como piensa. Uno piensa cómo se comporta. Si yo «entretengo» a los pacientes con «protocolos de entretenimiento», en HTA, Obesidad,…, independientemente de que sigan subiendo los ICTUS, y crezca la Obesidad, y lo hago durante décadas y décadas, quejándome del mundo, pero sin cambiar mi comportamiento inútil y/o iatrogénico, realmente no estaré creyendo que lo mío era RESOLVER y GANAR SALUD, sino «dar un servicio de bien de consumo sanitario». Mi disonancia cognitiva y la ausencia de Sistemas de Información que me indiquen Qué No hago, Qué Bien o Mal Hago, Qué y Cuánto Resuelvo o No Resuelvo de lo Que Existe, no de lo que entra, consolidan ese comportamiento anómalo y tóxico como una verdad del sistema. Otro sofisma, Y así con cada profesional. Cada uno con su «verdad» verdadera. Todos revueltos creando un Ecosistema de dogmas contrapuestos e irreconciliables, que ilusoriamente llamamos Sistema Sanitario, en vez de Ecosistema Sanitario.

    Lógicamente si ni los profesionales, ni los gestores sanitarios, creemos que deberíamos asumir UNA SOLA META indiscutible, al menos la de RESOLVER LAS NECESIDADES SANITARIAS EXISTENTES DE LA FORMA MÁS EQUITATIVA, ACCESIBLE, EFECTIVA Y EFICIENTE, ¿Cómo evitar que las impertinencias burocráticas no vuelvan cuando desaparezca el Covid?

    «Todo lo que me acerca a la Meta es productivo y todo lo que me aleja, improductivo y he de cambiarlo o quitarlo».

    Pero para eso debiéramos creer que, como la empresa general, nuestro «ganar dinero», sería el «RESOLVER» y no «atender», «asistir», «controlar» o «entretener»,…

    Por tanto, volveremos, pues a visar, a hacer partes, a retirar el triaje profesional y a la caspa.

    ART

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.